Por @Wicho — 8 de Mayo de 2016

Técnicos inspeccionando el espejo del James Webb
Técnicos inspeccionando el espejo del James Webb – Chris Gunn

El impresionante espejo principal del Telescopio Espacial James Webb, formado por 18 espejos hexagonales, tiene un diámetro de 6,5 metros, lo que le confiere una superficie útil de 25 metros cuadrados.

Estos espejos están hechos de berilio, pero dado que el telescopio está pensado para observar el universo en el infrarrojo llevan una finísima capa de oro en su superficie para optimizar su capacidad de reflejar este tipo de radiación. Esta capa de oro, depositada por evaporación en una cámara al vacío, es tan delgada –mide 1000 ångström– que habría que depositar 100000 de estas capas para acumular un grosor de un centímetro

Así, apenas han sido necesarios 48,25 gramos de oro para cubrir los 25 metros cuadrados del espejo, que será el más grande que hayamos enviado jamás al espacio cuando por fin lancemos el JWST, con un poco de suerte en 2018. [Fuente: JWST Vital Facts]

Relacionado,
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear