Por @Wicho — 7 de Mayo de 2011

Astronauta en traje espacial - NASA
Space Shuttle -- April 1991: Jerry L. Ross, especialista de la misión STS-37, mirando hacia el interior del Atlantis - NASA

Con cada misión sucesiva [tras el Apolo 11], la exploración espacial se hacía un poco más rutinaria. Hasta el punto, increíblemente, del aburrimiento. «El aburrimiento fue el problema más habitual que tuve», dice Norm Thagard de su misión en la Mir. Mike Mullane resumió su primera misión en los transbordadores espaciales como «accionar unos cuantos interruptores para liberar un par de satélites de comunicaciones».
«La capacidad para tolerar el aburrimiento y bajos niveles de estimulación» es uno de los atributos recomendados por un documento del grupo de la NASA encargado de la seleción psiquiatrica y psicológica de astronautas para los transbordadores espaciales. [Fuente: Packing for Mars: The Curious Science of Life in the Void.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear