Por Nacho Palou — 6 de Diciembre de 2016

1280px Apollo 16 crew
Mattingly (y sus anillos), Young y Duke. Fotografía: NASA.

Nunca había oido esta historia del astronauta Ken Mattingly que se recoge en Ring Around the Lunar Orbit y que también cuenta Charlie Duke en esta charla grabada hace unos años. Ken Mattingly voló en el Apolo 16 (la penúltima misión a la luna) en 1972, junto con Charlie Duke y John W. Young.

Durante el segundo día de viaje Ken Mattingly perdió su anillo de bodas. Se lo había quitado para lavarse con una esponja y al abrir la bolsa donde había dejado sus objetos personales el anillo no estaba. A pesar de que la nave no era muy grande el anillo no apareció. Dos días después el Apolo 16 llegó a la luna y el anillo seguía sin aparecer. Duke y Young pasaron tres días en la superficie de la luna y cuando regresaron Mattingly todavía seguía buscando su anillo.

En el viaje de regreso a la tierra Duke y Mattingly salieron del módulo para realizar la misión complementaria de poner un pequeño satélite en órbita lunar. Entonces el anilló apareció. Según cuentan en Wired en That Time an Astronaut Lost His Wedding Ring in Space,

Cuando Duke se giró, algo llamó su atención: un objeto pequeño, brillante a la luz de sol y que flotaba lentamente hacia la escotilla abierta. Alargó la mano para cogerlo pero falló y el anillo siguió su camino. «Perdido en el espacio», pensó Duke, mientras veía cómo el anillo de adentraba en la vasta oscuridad.

Y mientras miraba cómo se alejaba Duke se dio cuenta de que el anillo iba directo hacia Mattingly, que se encontraba de espaldas y absorto en su tarea. El anillo golpeó la parte posterior del casco de Mattingly, cambió de dirección y volvió directo de vuelta a la escotilla y hasta el interior del módulo, donde Duke lo recuperó definitivamente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear