Por @Alvy — 21 de Enero de 2008

Si el Universo fuera infinito y contuviera infinita materia, una consecuencia lógica sería que existirían innumerables clones nuestros, de nuestro planeta y nuestra galaxia. Físicos y cosmólogos ha calculado que, de ser así, bastaría viajar a 10N metros (siendo N = 1027) para encontrarnos con un doble idéntico a nosotros con certeza casi absoluta – esa es la distancia máxima a la que estaría situado. Ese lejanísimo lugar está mucho más lejos que lo más lejos que podemos observar con nuestros telescopios, que es del orden de 1027 metros (el universo visible). Lo que es más interesante a la par que intrigante, si N = 10119 viajando hasta 10N metros de distancia encontraríamos la primera copia idéntica de nuestro universo a tamaño completo. [Fuente: The Infinite Book de John D. Barrow, matemático de la Universidad de Cambridge.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear