Por @Wicho — 29 de Agosto de 2013

Gracias a un enlace que nos pasó Tokafondo he descubierto el arte tradicional chino de dibujar con azúcar.

Artesanos callejeros usan azúcar fundido, una cuchara, y mucha, mucha habilidad, para crear figuras a las que luego adosan un palito para que los niños –y lo mismo los no tan niños– se las lleven y se las coman, lo que casi da penita.

Impresionante, a años luz del algodón de azúcar.

Compartir en Facebook  Tuitear