Por @Wicho — 8 de Noviembre de 2016

David Wolf, primer estadounidense en votar desde el espacio
David Wolf, primer estadounidense en votar desde el espacio

Con medio mundo pendiente del resultado de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos resulta curioso saber que desde 1997 los astronautas de la NASA que así lo deseen pueden votar aún estando en órbita.

Un añadido a la ley electoral de Texas, el estado en el que viven la mayoría de los astronautas, les permite desde ese año solicitar el voto por correo antes de partir en su misión como cualquier otro ciudadano que no pueda o quiera ir al colegio electoral que le toca el día de las elecciones.

Cuando la papeleta está lista –en Estados Unidos normalmente se votan varias cosas a la vez– el equivalente a la junta electoral la envía al centro Johnson como un PDF protegido. De ahí lo envían al astronauta, quien luego rellena el PDF, vuelve a protegerlo, y lo manda de vuelta a tierra. Allí un funcionario estatal se encarga de abrirlo y de copiar lo que haya marcado el astronauta en una papeleta normal que es añadida a las demás que llegan por correo.

El primer astronauta en hacer uso de esta opción fue David Wolf, quien en 1997 votó en unas elecciones locales mientras estaba en la estación espacial Mir; el primero en votar en unas presidenciales fue Leroy Chiao en 2004 mientras estaba en la Estación Espacial Internacional.

En las elecciones presidenciales de 2016 Kate Rubins envió la suya a finales de octubre, unos días antes de volver a Tierra en la Soyuz MS-01, mientras que Shane Kimbrough la envió desde la EEI, en la que está desde el 21 de octubre.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear