Por @Alvy — 26 de Abril de 2015

Es bien conocido que la temperatura corporal «normal» de los seres humanos está en algún punto entre los 36 °C y los 37 °C, décima arriba décima abajo, y que a partir de 38 °C se considera fiebre – aunque el punto exacto dependa de a quién preguntes. Y como es lógico la temperatura corporal varía un poco dependiendo del momento del día, la actividad que se esté realizando, las condiciones medioambientales, etcétera.

Pero lo que es menos conocido es que esta es la temperatura promedio del cuerpo.

El hígado, por ejemplo, «funciona» a una temperatura entre 39 y 40 °C, por la sencilla razón de que así es más eficiente desarrollando su labor metabólica. Otra curiosidad al respecto es que su descenso gradual es lo que suele utilizarse en las pruebas forenses cuando hay que calcular la «hora de la muerte».

Gray 1085
Una imagen de un hígado (siempre quise publicar algo del auténtico Anatomía de Grey ;-)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear