Por Nacho Palou — 6 de Octubre de 2015

El cilindro de plástico que tienen algunos cables de ordenador y cargadores en un extremo contiene en su interior un núcleo o filtro de ferrita que no está conectado al cable, sino que el cable pasa a través de él.

Tal y como explican en Why Is There a Magnet Inside My Dog? añadir ese cilindro es una forma rápida y efectiva de resolver problemas de interferencias: «la ferrita actúa como una resistencia, aunque estrictamente hablando no lo sea, la cual convierte la energía eléctrica y los campos magnéticos producidos por otros cables o aparatos en calor», haciendo que desaparezcan antes de que se junten con la corriente que circula por el cable.

Aunque no siempre son tan visibles los núcleos de ferrita son habituales en los cables y circuitos electrónicos para que por ellos «circule la corriente que tiene que circular y no la información sobre el estado del tráfico.»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear