Por @Alvy — 7 de Enero de 2006

William H. Harrison fue elegido como noveno presidente de los Estados Unidos en 1841. Prestó juramente a principios de pleno mes de marzo, en un día extraordinariamente ventoso bajo un intenso frío. Su discurso inaugural fue el más largo de la historia de los presidentes: casi dos horas. No llevaba abrigo. Cuenta la leyenda que causa de esto se resfrió. El resfriado se convirtió en neumonía. Al cabo de un mes, falleció debido a la enfermedad. Su mandato se convirtió en el más corto en la historia de los presidentes estadounidenses. (Vía A Shite History of Nearly Everything.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear