Por Nacho Palou — 27 de Julio de 2005

NeXT Cube

En 1987 los discos duros eran muy caros y el sistema operativo NeXTstep necesitaba unos 200 MB de disco. Un disco duro de esa capacidad costaría miles de dólares, de modo que para el NeXT Cube se optó por la entonces emergente tecnología de discos magneto ópticos de 256 MB —más lenta que un disco duro y desde el que corría el sistema operativo. NeXT fue el primer fabricante en incorporar unidades magneto ópticas de serie. Pero intercambiar datos con otro ordenador o hacer copias de seguridad de un NeXTstep era imposible si no estaba conectado a una red porque la máquina tenía únicamente una de estas unidades y era la que contenía el disco con el sistema operativo, de modo que no podía sacarse mientras se estaba usando el ordenador.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

4 comentarios

#1 — Sergiojcm

Interesante, no tenía conocimiento sobre la existencia de una NeXT Cube, supongo que mas adelante de ahí surgió la idea de la PowerMac G4 Cube...

#2 — pmarin

Recuerdo leer en una PC-Magazine (hace mil años), una comparativa de estaciones de trabajo versus PC . Las maquinas eran una SUN todavía con procesadores Motorola, un MAC, una NextStation y un PC Dell 486dx a 50 Mhz.

El caso es que a la hora de hacer un Benchmark no se les ocurrió otra idea que usar aplicaciones ofimáticas (procesadores de texto , hojas de calculo etc). El PC ganaba en todas las pruebas.

En la del proceso de texto, entre otras pruebas , abrian un texto extenso en WordPerfect y le daban al cursor de abajo hasta que llegase el final del documento. Claro esta que el PC en modo texto tenía el mejor scroll. Ver para creer.

#3 — Pedro Javier Mora Fernández

#1: Y no sólo del PowerMac G4 Cube, sino que incluso podríamos decir que el Mac Mini no es más que la evolución de aquello (fue lo que pensé nada más verlo, y no he sido el único en pensarlo, he visto varias tiras cómicas que opinan lo mismito).

Por cierto, una de las grandes cagadas de Jobs fue ofrecer la NeXT Cube a los estudiantes al precio de... más de 6.000$ de la época. No sé vosotros, pero yo en mi época de estudiante no habría podido comprar (ni justificar la subvención paterna) de un ordenador de 6.000$, por muy excelente que fuera el sistema operativo, la calidad del ordenador o el diseño del mismo.

#4 — pmarin

#3 Jobs no ofrecía directamente estas máquinas a los estudiantes, eran más bien para educación (Universidades, colegios etc). Steve Jobs sabía muy bien lo que hacía ya que también lo hizo con Apple años atras consiguiendo acuerdos con el gobierno de EEUU para vender sus ordenadores a bajo precio para la docencia y también lo ha intentado hacer con el emac.