Por Nacho Palou — 14 de Mayo de 2018

Como ya comentamos por aquí, Roborace es una variante de la Formula E (coches eléctricos) para vehículos autónomos, sin conductor. De momento estos vehículos disponen de puesto de conducción y volante porque aprenden a conducir en parte instruidos por pilotos humanos.

Así que de algún modo Roborace se ha convertido de paso en la primera competición del mundo en la que compiten humanos y máquinas que utiliza coches autónomo y coches (los mismos) pilotados.

Para esta variante derivada de Roborace las carreras ofrecerán nuevas formas de entretenimiento inmersivo, según sus promotores, “para atraer a una nueva generación de aficionados a las carreras.”

Esta carrera inicial entre equipo humano y equipo automático tuvo lugar en el circuito urbano de Fórmula E de Roma y enfrenta al piloto Ryan Tuerck y al coche autónomo DevBot.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear