Por Nacho Palou — 7 de Junio de 2017

Este autobús inteligente llamado Autonomous Rail Rapid Transit (ART) es como un tranvía en su versión del Siglo XXI: en lugar de circular sobre raíles lo hace siguiendo líneas blancas pintadas en el suelo que hacen las veces de vías virtuales. Este juguete escalado a tamaño natural es toda una tentación para graffiteros gamberros.

Así que el ART es una combinación entre los tranvías (en el sentido de que es parecido a un tren, se pueden añadir o quitar vagones según las necesidades), y los autobuses o trolebuses, ya que circula sobre asfalto, con neumáticos, pero siguiendo una ruta determinada sobre él.

Se presentó y se está probando (todavía con conductor) en un circuito construido en la ciudad china de Zhuzhou, en la provincia de Hunan y puede recorrer 25 km tras 10 minutos de carga en las baterías.

Este proyecto parece más viable que aquel tranvía elevado que quedó en nada.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear