Por Nacho Palou — 31 de Marzo de 2016

El todoterreno ruso Burlak con seis ruedas motrices es uno de los dos vehículos que los miembros de la Automotive Transarctic Expedition utilizarán para ir conduciendo hasta el Polo Norte geográfico y volver — el detalle de y volver es importante porque al parecer una expedición anterior del mismo grupo fue capaz de llegar conduciendo hasta el polo, pero luego volvieron cómodamente en helicóptero dejando allí los vehículos (!)

El vehículo conocido como Burlak es capaz de avanzar sobre nieve, hielo, tierra y agua; gracias a sus enormes neumáticos de baja presión sirve también como vehículo anfibio, de la misma forma que el todoterreno Sherp también desarrollado en Rusia. Con siete metros de largo el Burlak es sin embargo es mucho más grande y alberga en su interior una pequeña vivienda con cuatro camas.

El vehículo está diseñado y construido para la ocasión, combinando partes y componentes de distintos vehículos: desde un Toyota Land Cruiser hasta el chasis de un blindado militar. La mayor parte de los elementos mecánicos, incluyendo el motor, son accesibles desde el interior, de tal modo que no sea necesario salir al exterior en caso de necesitar efectuar reparaciones o tareas de mantenimiento.

Después de construir los dos vehículos —el del vídeo es al aparecer un primer prototipo— la expedición realizar una ruta ártica antes de adentrarse hacia el Polo Norte en un par de años, 2018.

* * *

En The Atlantic, The Antarctic Snow Cruiser, hay una amplia recopilación de fotografías del vehículo Snow Cruiser construido en 1937 para una expedición, en este caso hacia el Polo Sur, a la Antártida.

Snow Cruiser
El Snow Cruiser abandonado en la Antártida el 22 de diciembre de 1940 — C.C. Shirley / United States Antarctic Service.

El Snow Cruiser era mucho más grande, pesaba 37 toneladas tenía más de 15 metros de longitud. No llegó muy lejos: en 1940, poco después de iniciar su recorrido por la Antártida, el Snow Cruiser quedó atrapado y sepultado por la nieve. Estuvo desaparecido hasta que en 1958 se localizó de nuevo, pero al poco volvió a desaparecer debido al desplazamiento del hielo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear