Por Nacho Palou — 7 de Septiembre de 2016

AAA mobile EV charger

Es habitual que, al menos de entrada, conducir un coche eléctrico produzca cierta ansiedad ante la perspectiva de quedarse sin carga en medio de ningún enchufe.

Y aunque es algo que se pasa más o menos rápido —es sobre todo cuestión de acostumbrarse y de cogerle el truco al vehículo— también es cierto que no es tan fácil encontrar un enchufe en carretera como sí que lo es encontrar una gasolinera.

Desde hace algunos años la AAA (American Automobile Association; un entidad similar al RACE en España) dispone de una serie de pequeños camiones provistos con generadores eléctricos. Operan en las proximidades de algunas ciudades de aquel país —Seattle, San Francisco, Los Angeles, Denver o Phoenix, entre otras— y su función es el de auxiliar a los conductores que conducen coches eléctricos y que se quedan por ahí tirados, sin carga en la batería.

Los generadores diésel o de gas proporcionan corriente de 240 voltios con enchufe SAE y también son compatibles con CHAdeMo y con el supercargador de Tesla, de modo que en la mayoría de los casos con media hora se carga el 80% de la batería.

Curiosamente al parecer este servicio tiene más de placebo que de utilidad, y en la práctica muy pocos conductores de coches eléctricos hacen uso de él: «los conductores de coches eléctricos parecen ser muy conscientes de cual es la autonomía de sus vehículos. Mucho más de lo que los son los conductores de coches convencionales.»

Según la AAA, aunque en EE UU hay un coche eléctrico por cada mil coches de gasolina, las solicitudes de carga eléctrica en carretera apenas sumaron unos cuantos miles en 2015, «menos de 10.000». En comparación, la AAA atendió más de 15 millones de llamadas de conductores que se habían quedado sin gasolina: «casi con toda certeza, ajustando las distancias recorridas y el uso, los conductores se quedan más sin gasolina que sin carga eléctrica», calculan en Car & Driver, vía Electrek.

Foto: AAA.

* * *

Filld never stop gas station

El servicio basado en una app móvil Filld permite solicitar que un pequeño camión cisterna que se desplaza hasta tu coche y llena el depósito sin que tengas que estar presente, mientras estás trabajando o duermes o mientras haces cualquier otra cosa mejor que ir a la gasolinera.

Así que aquí queda la idea: un servicio que sea un cruce entre el de la AAA y Filld. Un generador eléctrico móvil que se desplaza allí donde están aparcados los coches eléctricos de los clientes y recarga su batería sin que el propietario tenga que estar presente, mientras trabaja o duerme o mientras hace cualquier otra cosa mejor que preocuparse por la carga del coche o por dónde está el enchufe más cercano.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear