Por Nacho Palou — 20 de Abril de 2017

Según Cruise Automation, que pertenece a General Motors, el vídeo recoge el recorrido nocturno de un vehículo autónomo que se completó sin necesidad de intervención humana en ningún momento, incluso a pesar de la aparición súbita de un mapache que cruza la calle a pocos metros por delante del coche.

El vídeo está acelerado pero aun así se puede comprobar cómo funciona el sistema ante distintas situaciones como cruces, ciclistas, pasos de peatones, coches en doble fila, cambios de carril,... en total el vehículo realiza cinco paradas (programadas, según Cruise) y en algún momento hace algún parece no saber muy bien en qué carril situarse (como en 7:20), pero por lo demás el vehículo parece realizar por sí mismo una conducción bastante buena, de noche.

Vía Road Show.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear