Por @Alvy — 27 de Febrero de 2017

Los ansiosos pueden pasar directamente a 03:25 para ver un buen fostiazo.

La Roborace es como la Fórmula 1 pero con coches autónomos. Los monoplazas (¿o ceroplazas?) son eléctricos y alcanzan altas velocidades – en el vídeo se los puede ver rodando a 186 km/h. Ya hemos hablados de esta competición por aquí alguna vez.

En el canal de YouTube de Roborace se documenta en profundidad el desarrollo de las inteligencias artificiales y la ingeniería que compiten en estas carreras. Y en este episodio pudo verse el «primer hito que hizo historia»: el adelantamiento de un vehículo en condiciones de carrera. La cosa parece ser que tuvo mérito porque el coche perseguidor tenía un bug y no adelantaba a pesar de estar en situación de hacerlo; tras una revisión rápida lo parchearon y entonces «tomó la decisión correcta» delante del público.

En el vídeo se ve también cómo en el circuito de Puerto Madero, en Buenos Aires (Argentina) uno de los coches se fostia a alta velocidad (alrededor de 03:00) contra uno de los muros del circuito, tras perseguir al vehículo adversario durante un buen rato. Otro hitos histórico, al menos en competiciones de vehículos autónomos de esa magnitud.

Visto lo visto, voy a mojarme: les doy cinco años a los pilotos humanos hasta que un coche autónomo de iguales características los supere en condiciones de competición. En 2023 nos leemos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear