Por Nacho Palou — 4 de Abril de 2016

Una carrera de aceleración entre un Boeing 737 de la australiana Qantas y un Tesla Model S, conocido por su famoso modo absurdo que lo impulsa de 0 a 100 Km/h en 3,2 segundos.

A pesar de su brutal aceleración, el Tesla S no es capaz de ganar contra un Lamborghini Aventador ni tampoco contra un McLaren 650S Spider — no si la carrera se prolonga más allá de unos cientos de metros ¿Podrá el eléctrico contra un Boeing 737 antes de que éste levante el vuelo?

El vídeo «celebra la innovación y la relación de Tesla Motors con Qantas» que nadie sabíamos que existía ni con en qué aspecto tecnologíco. Pero resulta que esa relación existe aunque es muy poco apasionante, todo sea dicho.

Vía BGR.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear