Por Nacho Palou — 2 de Enero de 2017

Ford Fusion AV 02 HR

En Slate, Self-Driving Cars Will Make Organ Shortages Even Worse, un apunte sobre otra consecuencia colateral de los coches autónomos,

Es duro, pero lo cierto es que los órganos y tejidos sanos más adecuados para los trasplantes proceden de las más de 35.000 personas que mueren cada año en las carreteras de EE UU, ya que su muerte no está causada por infecciones o enfermedades. Actualmente 1 de cada 5 donantes de órganos han sido víctimas de un accidente tráfico [en España alrededor del 4% de los órganos trasplantados proceden de fallecidos en carretera, un procentaje mucho menor que en EE UU porque en España hay más donantes fallecidos por otras causas]. Se calcula que el 94 por ciento de esos accidentes se deben a un error humano, así que no es difícil calcular cómo los coches autónomos modificarán esa ecuación.

Con los coches autónomos el final de la película John Q. (2002) habría sido otro, así que ya sabemos de una película que no tendrá un remake en 2030.

Mientras tanto se han hecho grandes avances en el desarrollo o el cultivo de órganos en el laboratorio, incluyendo técnicas como la impresión en 3D de órganos usando células humanas, algo que a la larga podría equilibrar la cosas y modificar “esa ecuación” a mejor, hasta incluso acabar con las listas de espera.

EvolucionNumeroFallecidos
Número de fallecidos por año en España. Fuente DGT.

La finalidad de los coches autónomo es reducir a cero las víctimas de accidentes mortales; un objetivo que se alcanzará antes o después. Aunque viendo este gráfico es difícil no preguntarse si lo de los coches autónomos no es un poco matar moscas a cañonazos: en los últimos 25 años, en España, las víctimas mortales de accidentes de tráfico se han reducido a una quinta parte, de 6000 en 1989 a 1130 en 2015. Probablemente el mismo objetivo se puede alcanzar sin prescindir del conductor humano, algo que de hecho todavía podría a suceder ya que todavía tendrá que pasar un tiempo hasta que los coches autónomos estén en circulación en cantidades significativas.

Fotografía: Ford Fusion Hybrid Autonomous Vehicle.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear