Por @Alvy — 9 de Diciembre de 2016

Según cuenta la televisión china CCTV un equipo de científicos e ingenieros de la Academia China de Ingeniería lleva tiempo trabajando con una bio-impresora 3D para crear vasos sanguíneos artificiales. De momento algunas de estas creaciones artificiales se han implantado a 30 monos Rhesus y tras las cirugías han comprobado que funcionan igual que los naturales.

Este logro no se refiere únicamente a poder imprimir un vaso sanguíneo, sino a cómo suministrar células vasculares y sustancias bioactivas a través de un canal sanguíneo artificial. Esta tecnología podría aplicarse para imprimir un hígado, unos riñones y otros órganos. Ese es su verdadero valor.

Para las pruebas eligieron la aorta abdominal de los pequeños monos; tras las cirugías se observó que funcionaban bien. Según cuentan al cabo de unos 5 días se desarrollan el endodermo y los músculos alrededor de la aorta-3D implantada. Y a las cuatro semanas ya se ha desarrollado todo el tejido celular.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Transgénicos sin miedo

EUR 9,49

Comprar


Mecánica cuántica

EUR 11,40 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Mala ciencia: No te dejes engañar por curanderos, charlatanes y otros farsantes

EUR 9,45

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección