Por Nacho Palou — 8 de Julio de 2016

El ascenso a Pikes Peak, en Colorado, es una mítica carrera de competición en la que hay que conducir, tan rápido como se pueda y sin matarse, hasta la cima del monte a 4300 metros y lo largo de casi 20 km, realizando 156 giros.

Recientemente Rhys Millen ha logrado que por primera vez un coche eléctrico complete las ascensión al monte Pikes en menos de 9 minutos, en 8:57:11.

De este modo Millen establece una nueva mejor marca para la categoría de coches eléctricos modificados. Esto le sitúa en la segunda posición en la clasificación general, sólo superado por Sébastien Loeb quien, en 2013, completó el ascenso en 8:13:88 pilotando un Peugeot 208 T16.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear