Por Nacho Palou — 22 de Enero de 2016

Según la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA), las temperaturas extremas efectan de forma notable a la autonomía de los coches eléctricos: Extreme Temperatures Affect Electric Vehicle Driving Range,

Para entender mejor cómo afecta el clima a las baterías de los coches eléctricos, la AAA llevo a cabo entre 2013 y 2014 una simulación para medir la autonomía de tres coches eléctricos circulando a temperaturas frías, medias y cálidas. La temperatura ambiente tuvo un gran impacto en la autonomía de los tres vehículos.

Los vehículos se probaron simulando el tráfico urbano, con paradas e inicios de marcha constantes, similar a las pruebas que consumo que hace la EPA.

Según las pruebas de la AAA la autonomía promedio de los tres coches eléctricos fue de 168 km a 23°C. La autonomía se redujo un 57 por ciento, a 70 km cuando en invierno la temperatura bajó a -5°. En cambio el calor afectó menos a las baterías: en verano, con 35°C, la autonomía promedio de los tres coches fue de 110 km.

Según Business Insider, a -5° un coche de gasolina consume alrededor de un 12% más, y un coche híbrido aumenta su consumo en un 34%.

Compartir en Facebook  Tuitear