Por @Alvy — 4 de Octubre de 2013

La gente de Boston Dynamics sigue haciendo evolucionar a sus robots, más rápidos y mortíferos, al menos en potencia. En este caso el bisho se llama WildCat y aunque el arranque se vea un poco agreste (brrrm, brrrrm…) luego se mueve y galopa con con fluidez.

WildCat utiliza un motor de gasolina, que bien podría ser el de una segadora, un juguete a radiocontrol o algo parecido. Eso dota de energía a los motores y diversos componentes de su interior, además de hacerlo sonar como a motocicleta de cani. El resultado es un bruto mecánico de unos cuantos kilos de bichejo robótico corriendo a 25 kilómetros por hora dando vueltas por el jardín… ¡Cuidado!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear