Por @Alvy — 4 de Octubre de 2013

La gente de Boston Dynamics sigue haciendo evolucionar a sus robots, más rápidos y mortíferos, al menos en potencia. En este caso el bisho se llama WildCat y aunque el arranque se vea un poco agreste (brrrm, brrrrm…) luego se mueve y galopa con con fluidez.

WildCat utiliza un motor de gasolina, que bien podría ser el de una segadora, un juguete a radiocontrol o algo parecido. Eso dota de energía a los motores y diversos componentes de su interior, además de hacerlo sonar como a motocicleta de cani. El resultado es un bruto mecánico de unos cuantos kilos de bichejo robótico corriendo a 25 kilómetros por hora dando vueltas por el jardín… ¡Cuidado!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones