Por Nacho Palou — 11 de Marzo de 2014

Llegó el 11 de marzo y tuvo lugar el partido de tenis de mesa prometido que enfrentaría al alemán Timo Boll contra el robot industrial Kuka Agilus.

El robot se puso rápidamente en cabeza en el marcador pero al final resultó «no ser el mejor en tenis de mesa»; Timo «El Humano» Boll ganó el partido por 9 a 11. Aunque el público se queja por el poco realismo del duelo, es toda una demostración de los movimientos rápidos y precisos que es capaz de hacer el robot y no deja de ser un comienzo para la competición entre hombres y máquinas. No dejes de ver los últimos segundos del vídeo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear