Por Nacho Palou — 14 de Noviembre de 2013

Este sofisticado pulsador que se sostiene con un vaso de cristal llamado PiePal sirve para pedir pizza si necesidad de llamar por teléfono ni utilizar la web o aplicación móvil: basta con pulsarlo para que al rato aparezca por la puerta un tipo con la cena.

El botón está conectado a un circuito en Arduino y a un ordenador Rasperri Pi que ejecuta una aplicación en JavaScript que se comunica con el sistema de pedidos online de Domino's, el cual permite repetir pedidos hechos previamente. Aunque... no sé, parece que pide cinco y le traen sólo una.

De momento es un prototipo que sólo funciona con Domino's («no es un proyecto patrocinado, simplemente Domino's tiene el sistema de pedido de pizzas online más sofisticado» —y el que mejor funciona, añado) y por tanto no se puede adquirir, pero se puede participar como Beta Taster.

Vía NPR.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear