Por Nacho Palou — 8 de Octubre de 2012

La maleta Hop contiene tres receptores que son capaces de recibir, identificar y triangular diferentes señales procedentes de teléfono móvil del usuario. Un microcontrolador interpreta estas señales calculando la posición del teléfono con respecto a la maleta, la cual se mueve para seguir a su propietario a una distancia constante.

Vía Mashable.

Compartir en Facebook  Tuitear