Por @Wicho — 12 de Febrero de 2008

«Question shop» © Underwood & Underwood
Un operador del «taller de preguntas» responde por teléfono a la intrigante consulta de un suscriptor a distancia. «Question shop» © Underwood & Underwood, 1924

El «taller de preguntas» da la respuesta a cualquier consulta hecha por teléfono. Se dice que una empresa dedicada a la información general que ofrece responder cualquier pregunta razonable hecha por teléfono a sus oficinas ha establecido su negocio en Nueva York. Los suscriptores al servicio pueden hacer tantas preguntas al «taller de preguntas» como quieran. Cada cliente recibe un código y, según se informa, puede recibir ayuda a cualquier hora del día o la noche. También se dice que el ochenta por ciento de las consultas no necesitan más de dos minutos para ser contestadas.

(Vía Modern Mechanix.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear