Por @Alvy — 18 de Junio de 2013

Este espectacular sistema de seguimiento de objetos mediante reconocimiento visual, desarrollado por la Universidad de Tokio, es capaz de mantener la imagen de una pelota y otros objetos perfectamente centrada sin apenas despeinarse. La proeza se consigue mediante la captura de 1.000 imágenes por segundo y un procesamiento ultrarrápido de las capturas.

Parte del truco es que lo que se mueve para mantener la imagen centrada no es el sensor de la cámara sino un juego de espejos: el efecto es el mismo pero los servomotores pueden girar los espejos con más agilidad. Además de mantener estables las tomas a velocidad de vértigo el invento también puede proyectar imágenes sobre los objetos, como por ejemplo una carita en una pelota de ping-pong.

La demostración deja con la boca abierta. Probablemente lo veremos pronto en las aplicaciones por el orden habitual: 1) aplicación militar 2) anuncio publicitario 3) videoclip 4) imágenes deportivas espectaculares como penaltis o béisbol 5) otros usos más mundanos.

(Vía Akihabara News.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear