Por @Wicho — 18 de Febrero de 2016

Les queda «un pelín» que mejorar en cuanto a la calidad de imagen, pero en la Universidad Rice están desarrollando una cámara digital que no necesita objetivo, lo que la hace más delgada que una moneda.

Según los responsables del proyecto esto permitiría meter cámaras en sitios en los que ahora no se puede, en especial en aplicaciones industriales y médicas, así como abaratar los costes de producción ya no sólo por prescindir del objetivo sino porque también se evita el proceso correspondiente a montarlo.

Los prototipos de FlatCam usan sensores digitales estándar sobre los que se ha montado una lámina con un montón de perforaciones, al estilo de los de una cámara estenopeica; el software asociado a la FlatCam se encarga de recoger la imagen captada por cada uno de ellos e integrarla en una sola imagen, y también se encarga de enfocarla a la distancia deseada.

El siguiente paso es fabricar un sensor que incorpore de serie la lámina con perforaciones.

(Vía Angeliki).

Compartir en Facebook  Tuitear