Por Nacho Palou — 28 de Noviembre de 2011

La bio-lámpara de Philips es capaz de producir luz ambiente utilizando bacterias bioluminiscentes que se alimentan de metano y abono que proceden de un depósito en la base y que pueden obtenerse procesando desechos orgánicos domésticos y humanos. Adicionalmente se pueden utilizar proteínas fluorescentes que emiten distintas ondas de luz.

Según Philips, las bio-lámparas pueden utilizarse en marcas viales, advertir la presencia de escalones, señales e indicaciones en cines, teatros o discotecas, obtener nuevos tipos de iluminación, etc. § Geeky Gadgets.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear