Por Nacho Palou — 17 de Junio de 2013

Este gato robot de cuatro patas,

comparte virtudes con el modelo biológico: es pequeño, ligero y muy veloz [excepto que no sabe caer de pie]. A largo plazo este tipo de máquinas, aún en desarrollo, podrán utilizarse en misiones de búsqueda y de rescate o para explorar.

A muy largo plazo Instagram estará lleno de ellos.

Vía Engadget.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear