Por Nacho Palou — 11 de Octubre de 2012


Esta bombilla LED sólo consumo 12,8 vatios, pero ilumina lo mismo que una bombilla incandescente de 60 vatios.

Ya en 1962 Nick Holonyak, considerado «el padre del diodo emisor de luz», creía que su invento pronto reemplazaría a las bombillas incandescentes o convencionales.

No fue así entonces, pero sí es algo que empieza a suceder 50 años después: actualmente las bombillas LED, aunque siguen siendo caras, son una buena alternativa —como también lo son las más conocidas bombillas fluorescentes o «de bajo consumo»— a las desaparecidas bombillas incandescentes.

En RTVE.es, Las bombillas LED son una brillante alternativa para iluminar el hogar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear