Por @Alvy — 18 de Mayo de 2015

Mediante un proceso denominado minería de time-lapses un algoritmo rastrea por Internet millones de fotos para encontrar «lugares populares»: la técnica consiste en ordenarlas cronológicamente y luego ajustarlas geométricamente en ángulo, posición y tamaño. Al mostrar estas fotos en rápida sucesión surge una especie de time-lapse colectivo.

Lo que hacemos es sintetizar en vídeos de tipo time-lapse las imágenes de algunos lugares populares a partir de colecciones de fotos de las comunidades de Internet. El proceso es completamente automático y permite dar una idea de la vasta cantidad de fotografías que hay disponibles en la red. Para estos ejemplos agrupamos 86 millones de fotos en «lugares de interés», tomadas desde determinados «puntos de vista». Finalmente, estabilizamos la apariencia de la secuencia para compensar los efectos de la luz y minimizar los parpadeos. El resultado es un time-lapse que va mostrando diversos cambios de esos lugares a medida que pasa el tiempo: glaciares menguando, rascacielos en construcción y cataratas que cambian su curso con las estaciones.

Presentado en el Siggraph 2015, este trabajo en el que participaron investigadores de la Universidad de Washington y de Google puede consultarse online: Time-lapse Mining from Internet Photos [PDF].

Según se puede leer destaca que se utilizaron las fotos de Picasa y Paranoramio, el proyecto originalmente español que Google adquirió hace años. En algunos de los lugares se localizaron imágenes válidas de más de 10.000 cámaras distintas; el mínimo eran 300. Entre las utilidades de esta técnica: el estudio de los cambios en las ciudades, la vegetación y los cambios geológicos que de otra forma pasarían desapercibidos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear