Por @Alvy — 9 de Febrero de 2012

Este sistema conceptual llamado Mirracle, de la Technische Universität München, utiliza la realidad virtual para crear un efecto de «espejo mágico» o de «rayos X virtuales» bastante resultón: tras calcular la posición de la persona y sus movimientos puede situar imágenes de escáneres y rayos X de sus órganos internos en las posiciones adecuados, por ejemplo para ayudar a los médicos en los diagnósticos.

En las pruebas han usado los escáneres «por lonchas» ya existentes del Visible Korean Human, uno de los diversos proyectos que proporcionan datos bastante completos sobre nuestro «bello interior». De momento Mirracle está montado con Kinect de Microsoft una de sus principales utilidades sería usarlo en cuestiones educativas, tales como las clases de anatomía.

(Vía I Heart New Idea.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear