Por @Alvy — 8 de Enero de 2015

El Versaball de Empire Robotics es un robot que utiliza un curioso sistema para asir los objetos: una especie de balón blandito y deformable que está relleno con un material parecido a la arena. Al principio está lleno de aire y es deformable; con ello puede adaptarse a la forma del los objetos. Luego vacía el aire y se endurece, atrapándolos firmemente.

Una vez los objetos están controlados –en este caso la pelota de ping-pong– puede moverlos e incluso lanzarlos al aire con gran habilidad. Al parecer en el CES lo están enseñando en forma de «reto»: si los visitantes logran superarlo «encestando» bolitas en los vasos de plástico, ganan. Ante su alta precisión y visto que no falla una es bastante dudoso que esto haya sucedido.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones