Por @Alvy — 26 de Febrero de 2015

En este vídeo se pueden ver algunas de las capacidades del iCub, un robot humanoide desarrollado en Italia, que con su cara de niño «del valle» resulta entre medio feo e inquietante.

En fin, a lo que interesa: el iCub es capaz de controlar su cuerpo de diversas formas para mantenerse en equilibro incluso sobre una sola pierna. Con ese «sentido del equilibro» que proviene de los sensores, motores y de la medición de las perturbaciones externas, el chisme es capaz de mantenerse imperturbable incluso aunque los ingenieros se acerquen a empujarlo, darle golpes o tirar de sus brazos.

Nota: ningún robot fue maltratado para rodar este vídeo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear