Por Nacho Palou — 7 de Diciembre de 2006

La semana pasada asistimos a la presentación de diversos productos Samsung en la que pudimos ver (y tocar y disfrutar) los artículos más recientes del fabricante coreano:

  • Blu-Ray Dvd CompatibleNueva gama de Televisores LCD que ahora incluye modelos de alta definición real (1080 líneas horizontales) y el primer reproductor Blu-Ray (DVD de alta definición) que la marca comercilizará aquí, el BD-P1000. En esto del ‘dvd de alta definición’ hay dos tecnologías principales que compiten en este terreno (Blu-Ray y HD DVD) que no son compatibles aunque externamente son iguales entre sí y respecto a los CD y DVD habituales.

    En este sentido volvemos a estar igual que en los año 80 con la guerra entre Betamax y VHS. Las apuestas siguen abiertas, aunque parece que el que tiene todas la papeletas de imponerse es el Blu-Ray —lo cual sería sería una novedad para Sony, a la que seguramente recordarás de otros formatos para consumo sin demasiado éxito tales como Betamax, MiniDisc, MemoryStick y UMD.

    Volviendo sobre los televisores decir que todo lo que hayas podido leer, ver y oir respecto a las populares y siempre deseadas Sony Bravia son aplicables a los modelos de Samsung en tanto los paneles LCD de ambas marcas son fabricados por S-LCD, empresa participada por ambas compañías.

  • Presentación de Productos Samsung: UMPC Q1UMPC Q1 (NP-Q1-M000) la materialización Samsung del famoso ‘Origami Project’, un ordenador ultraligero principalmente pensado para el entretenimiento, navegación por Internet y reproducción de fotos, música y vídeos. A falta de haberlo podido probar con más tiempo diría que el Q1 es ergonómico y da buena impresión en la mano, pero le sobran al menos 300 gramos (pesa casi 800) y el Windows XP Tablet que no es necesario para las tareas a las que está destinado y sin embargo perjudica el peso, el precio (unos 1.200 euros) y el consumo, que es el mismo que el de un portátil ‘completo’.
  • El YP-K5 es un reproductor de MP3 de aspecto aparentemente normal pero con la particularidad de que incluye altavoces externos integrados que aparecen deslizándose desde la parte trasera del aparato.

    Samsung YP K5

    De modo que se puede utilizar con los auriculares incluídos, que tienen una muy buena calidad de audio, o compartir la música con el entorno. El único pero es que tales altavoces no son suficientemente potentes por ejemplo para superar el sonido de un coche en marcha por autopista ni apenas el sonido ambiente de la calle. En entornos más o menos silenciosos sin embargo no suenan mal teniendo en cuenta su tamaño y potencia. El K5 está disponible en capacidades de 1, 2 y 4GB (precios entre 180 y 250 euros) y no puede reproducir vídeo aunque sí muestra fotos e incluye radio con RDS. Como defecto imperdonable el K5 no es compatible con Mac OS X porque no se monta como disco duro. Saldrá una versión llamada K3 sin altavoces externos —lo que reduce en más de la mitad el ancho total.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear