Por Nacho Palou — 24 de Febrero de 2015

Estas dos imágenes son una visión artística publicada por DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) que representan su visión de la guerra del futuro, o de un robocalipsis a lo Terminator, cada uno que lo interprete como prefiera.
La tecnología SXCT (Squad X Core Technologies) de DARPA tiene la finalidad de proporcionar a las tropas de infantería superioridad táctica sobre potenciales adversarios mediante el uso de tecnología que, sin embargo, no resulte engorrosa ni tampoco suponga un carga adicional excesiva para los soldados de a pie. El objetivo del programa SXCT es el desarrollo de nuevos sistemas ligeros e integrados que proporcionen esa ventaja a la infantería y que, de forma intuitiva, les ayuden a comprender y mantener controlado el entorno durante el desarrollo misiones en situaciones complejas.

El programa SXCT se basa en dos planteamientos principales: el equipamiento destinado a las tropas de infantería que, entre otras cosas, les ayude a detectar posibles amenazas en un radio de mil metros; y el uso de ‘activos autónomos’ —es decir, robots— que se desplazan por tierra y por aire junto a las tropas y que puntualmente pueden adelantarse más allá de esos mil metros para anticipar posibles amenzadas más allá del alcance del equipamiento de los soldados.

Uno de los mayores desafíos del programa SXCT radica en la interconexión y el intercambio de la información entre todo estos sistemas de una forma que sea lo suficientemente intuitiva como para que el sistema resulte efectivo en una situación de tiros, y sin que la tecnología resulte un incordio más que una ayuda.

En las representaciones artísticas de DARPA, las imágenes representan el despliegue coordinada de tropas humanas junto a ‘activos autónomos’ (los eufemismos son, definitivamente, un recurso ilimitado), robots similares a los que desarrolla Google a través de Boston Dynamics, como el perro-robot sin cabeza Spot y el humanoide Atlas.

Y como DARPA es un organismo oficial —es una agencia del Departamento de Defensa de Estados Unidos— esta representación demuestra oficialmente que Sarah Connor tenía razón.

En un mundo donde las Smart TV son esas ‘teles inteligentes’ en las que hay que resintonizar a mano la TDT cada dos por tres. ¿Robots armados? Definitivamente no hay nada que temer.

Living-In-A-Chiste

Relacionado: ¿Por qué Google está fabricando piel humana?

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear