Por @Alvy — 3 de Junio de 2012

  • Se hace la compra a través del televisor
  • La comida se mantiene fresca en la nevera 6 meses
  • Los ingredientes se dispensan en la cocina pulsando botones
  • Cocinas de mármol que calientan por inducción magnética
  • Recetas en cómodas tarjetas perforadas
  • «Batidoras» que lo hacen todo
  • Pollos cocinados por rayos infrarrojos

La realidad, 55 años después: poca gente navega por los supermercados a través de la TV (y aunque hay muchos por Internet, tampoco son la mejor opción ni la más popular); los alimentos en las neveras duran más, pero la gente vive asustada por las fechas de caducidad; lo dispensadores de ingredientes apenas sí lo usan en las cocinas algunos restaurantes; las recetas siguen estando en resistentes-y-baratos libros de papel y lo lo más parecido a lo de los «pollos infrarrojos» son los microondas.

Vamos, que menos en lo de las vitrocerámicas de induccion magnética y la batidora –que vendría a ser la Thermomix– no acertaron ni una.

Compartir en Facebook  Tuitear