Por Nacho Palou — 13 de Marzo de 2013

La mano robot es tan sensible que permite teclear en el ordenador, repartir naipes, pelar verduras, atar zapatos y que el paciente pueda vestirse por sí mismo. La mano tipo Terminator se mueve como una extremidad humana real [incluso hace algún movimiento "imposible", como rotar la muñeca por completo] respondiendo a pequeñas contracciones musculares en la parte superior del antebrazo.

Vía Popular Science.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear