Por @Alvy — 17 de Marzo de 2015

Esta tecnología de impresión 3D dicen que es entre 25 y 100 veces más rápida que la impresión 3D convencional. Proviene de la empresa Carbon3D, se llama CLIP (de Producción de Interfaz Líquida Continua) y está sorprendiendo a la gente del sector, que no la tenían «en el radar». Ahora está haciendo las rondas por los sitios de noticias a raíz de una demostración en el evento TED 2015.

Como puede verse en el vídeo se trata de una especie de recipiente del que un brazo va extrayendo poco a poco los objetos, imprimiéndolos a medida que suba. Ese material es una resina fotosensible sobre la que se aplican luz y oxígeno desde un proyector que está situado en la base. La parte de debajo del recipiente donde se apoya el material es una especie de «zona muerta» permeable al oxígeno, lo que produce el efecto fotoquímico.

Clip3D-A

Según dicen la resolución es razonablemente buena a estas alturas, lo que permite crear piezas con detalles que pueden alcanzar las 10 micras (que serían 0,01 mm), aunque los ejemplos que se ven son algo más toscos todavía. No hay muchos más detalles sobre esto.

Lo más divertido de este invento es verlo actuar a «cámara rápida»: reproduciendo los vídeos a velocidad entre ×5 y ×10 parece como si el brazo mecánico extrajera la pieza de la nada, totalmente al estilo Terminator T-1000. De hecho sus creadores dicen que el robot asesino de la película fue parte de su «inspiración».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear