Por @Alvy — 6 de Febrero de 2015

Intedezante.

Este montaje de Ivo leko se basa en utilizar de forma creativa un poderoso imán de neodimio (que el usuario lleva en la mano) cuyo campo magnético afecta al magnetómetro, el acelerómetro y el micrófono del iPhone – algo que podría aplicarse a cualquier otro smartphone porque casi todos llevan estos componentes.

Usando el magnetómetro se puede detectar la posición del imán en 2D con bastante precisión y en tiempo real – al menos si está cerca del terminal; calibrando adecuadamente el aparato y usando el micrófono y el acelerómetro (que detecta las vibraciones) dice que se pueden detectar los movimientos incluso en 3D.

Las ideas al respecto pasan por usarlo en interfaces como guantes, lápices 3D y similares.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear