Por @Wicho — 11 de Abril de 2013

No soy muy de coches, pero cada vez que veo que sale en la televisión el anuncio de Audi que se pregunta para qué sirve la tecnología si no es para emocionar porque casi sale un fragmento minúsculo de uno de mis vídeos preferidos de todos los tiempos en YouTube.

En él se ve como reacciona Sara Churman cuando, a los 29 años, oye por primera vez su voz de forma clara cuando activan el implante coclear que le habían puesto.

Según cuenta en la entrada Q & A…… de su blog

Sólo se que mi oído funciona y que la oí alto y claro, lo que fue increíble. Siempre he sido capaz de oír algunos ruidos con mis audífonos si estos eran lo suficientemente fuertes, pero no era capaz de distinguir lo que la gente decía. […] La mejor forma que se me ocurre de explicarlo es esta: si vas a un país en el que se habla otro idioma y alguien te habla, sabes que te están hablando porque oyes algo, pero no tienes ni idea de lo que te están diciendo.

Awesome, que dicen los estadounidenses todo el tiempo.

También es muy curioso cuando explica cómo se las apañaba para entender a la gente leyendo los labios, ya que dice que incluso entonces se notan los distintos acentos de la gente porque mueven la boca de forma distinta, como en efecto las personas con barba y/o bigote le resultan más difíciles de entender, y que incluso hay personas que por lo visto no mueven la boca, o no lo suficiente, al hablar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear