Por Nacho Palou — 14 de Julio de 2016

Necesitarás un brik de leche o de zumo —o, dada la época del año, puede ser de gazpacho— un ventilador de ordenador, de esos que cada vez son más difíciles de encontrar, y un puñado de hielo. Y seguir el procedimiento mostrado en el vídeo.

Ah, también necesitarás asumir que hace calor (al menos a este lado del planeta) y que un aparato de aire acondicionado simple con un brik de leche es precario por definición. Y es por eso que el anuncio previo al vídeo es de un aparato de aire acondicionado de verdad.

Vía Popular Mechanics.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear