Por Nacho Palou — 14 de Julio de 2016

Necesitarás un brik de leche o de zumo —o, dada la época del año, puede ser de gazpacho— un ventilador de ordenador, de esos que cada vez son más difíciles de encontrar, y un puñado de hielo. Y seguir el procedimiento mostrado en el vídeo.

Ah, también necesitarás asumir que hace calor (al menos a este lado del planeta) y que un aparato de aire acondicionado simple con un brik de leche es precario por definición. Y es por eso que el anuncio previo al vídeo es de un aparato de aire acondicionado de verdad.

Vía Popular Mechanics.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


Kindle Paperwhite 6”

EUR 129,99 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


El placer de la X: Una visita guiada por las matemáticas, del uno al infinito

EUR 9,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección