Por Nacho Palou — 20 de Mayo de 2015


1. Cierra Chrome

* * *

En The Next Web, Why I’m breaking up with Google Chrome,

Al principio me negaba a aceptarlo. Pero ahora tengo que admitirlo — el Chrome estable y ágil que conocía es un recuerdo lejano. Conforme se ha ido haciendo más popular también ha ido empeorando (...) Los problemas se manifiestan de varias maneras: pestañas que petan, uso intensivo de la CPU y de la memoria, inestabilidad y cuelgues. No parece que la cosa vaya a mejor y afecta tanto a las versiones de Windows, Mac y Linux.

En The Verge, Chrome is still a threat to your MacBook's battery,

La prueba de batería Verge se hace con la pantalla al 65 por ciento de brillo y navegando con el portátil a través de una serie de páginas web hasta que se acaba la batería. Con el navegador Safari el portátil MacBook Pro pintaba bien: 13 horas y 18 minutos de autonomía. Con Google Chrome, en cambio, consumió la batería en 9 horas y 45 minutos.

* * *

Mi MacBook después de un rato utilizando Chrome entre otras aplicaciones — incluyendo Photoshop y Safari,

Consumo-Bateria-Chrome

Ni en el MacBook ni en el iMac Chrome me resulta tan apocalíptico, pero es cierto que apenas lo uso más de lo necesario. No es mi navegador de uso diario más que nada por una cuestión de costumbre, no por consideraciones técnicas. Pero eso sí, cuando estoy desenchufado entonces sí que es bastante improbable que lo utilice.

En la Ayuda de Google Chrome se explica cómo consultar el consumo de recursos de Chrome, cómo reducir el uso que hace Chrome de la memoria y cómo liberar y ahorrar memoria, una serie de conceptos, dramas y procedimientos que se antojan un poco from the past. Espera, creo que tengo por aquí un ejemplar de la Guía Microsoft de Gestión de Memoria con el MS-DOS 6.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear