Por Nacho Palou — 6 de Febrero de 2017

Echamos un vistazo a los televisores QLED de Samsung
Samsung presentó los televisores QLED durante el pasado mes de enero en el CES de Las Vegas.

Hace unos días, en el Euroforum celebrado por Samsung en Barcelona, tuvimos ocasión de ver los televisores con tecnología QLED que la marca coreana comercializará este año. Samsung asegura que se trata de su mayor logro en lo que a calidad de imagen se refiere, con pantallas «capaces de reproducir con precisión y pureza hasta mil millones de colores gracias a su avanzada tecnología de nanopartículas Quantum dot.»

Durante 2017 la tecnología QLED será la punta de lanza de los televisores de Samsung. La incorporará en las series premium Q9, Q8 y Q7 con diversos tamaños de pantalla y en versiones con pantalla plana y curva.

Una de las mejoras asociadas a la tecnología QLED es el incremento en el brillo de la imágenes que con valores entre los 1500 y los 2000 nits prácticamente duplican a los que alcanzaban los modelos de máxima calidad de imagen que la compañía comercializó el año pasado. Un nit es equivalente una candela por metro cuadrado (cd/m²), la unidad de medida para el flujo luminoso.

Echamos un vistazo a los televisores QLED de Samsung
Según Samsung, sus televisores QLED son los primeros en reproducir el total del volumen de color del estándar DCI-P3. Los estándares convencionales resultan insuficientes para tales niveles de brillo (de entre 1500 y 2000 nits).

Pero no se trata sólo de conseguir más brillo, sino de producir más brillo a la vez que los colores se mantienen puros y saturados; en general —en cualquier pantalla— la saturación del color se reduce conforme aumenta el brillo; al añadir más luz los colores se desvanecen y se vuelven blanquecinos. Samsung quiso mostrar que ha hecho avances apreciables en este sentido con demostraciones relacionadas con la medición de color usando el sistema de calibración de SpectraCal.

Los televisores QLED de Samsung utilizan un espacio de color más amplio que consigue representar el total de la gama de color en cualquier nivel de brillo. Precisamente los ledes basados en puntos cuánticos se caracterizan por la emisión de colores puros y saturados.

Como resultado Samsung asegura que la calidad de la imagen y de los colores se mantiene independientemente del brillo de la pantalla y de la luz ambiente. La presentación contaba con diferentes instalaciones que permitían comparar los televisores QLED y los televisores OLED en diferentes situaciones de luz, brillo y ángulos de visión. Los televisores QLED son compatibles con la tecnología HDR.

Echamos un vistazo a los televisores QLED de Samsung
Los “puntos cuánticos” de las pantallas QLED son capaces de producir colores puros y saturados a cualquier nivel de brillo en diferentes situaciones de luz ambiente.

Los Quantum dot son diminutas partículas —de tamaño nanométrico— que tienen su origen en investigaciones y desarrollos llevados a cabo a finales de los años de 1980. A diferencia de lo que sucede con la tecnología OLED (que consiste en píxeles formados por compuestos orgánicos que emiten luz cuando son atravesados por una corriente eléctrica), en la tecnología de punto cuántico tal y como la ha aplicado Samsung los píxeles no emiten luz por sí mismos, sino que requieren un panel luminoso trasero como sucede en los paneles LCD.

Así que en cierto modo los televisores QLED son una versión mejorada de las pantallas LCD en los que los puntos cuánticos se utilizan para mejorar el filtrado del flujo de luz que proporciona un panel led posterior. Como los Quantum dot no son orgánicos (consisten en una aleación de metales) su longevidad y rendimiento a lo largo del tiempo es superior al de la tecnología OLED, orgánica y por tanto más sensible a degradarse con el uso y el paso del tiempo.

Junto con las nuevas gamas de televisores QLED Samsung ha aprovechado también para poner al día la interfaz de usuario de todos sus televisores. Basada en Tizen, el software de los televisores será común para todos los modelos de marca — excepto por las evidentes diferencias de rendimiento dependiendo de la gama.

Echamos un vistazo a los televisores QLED de Samsung
El cable “casi” invisible (bajo el centro de la pantalla, en vertical) conecta el televisor con todos los demás dispositivos.

La “conexión invisible” era otra de las novedades mostradas por Samsung. Permite conectar todos los aparatos complementarios al televisor con la pantalla a través de un único cable de fibra, traslúcido.

Ese cable procede de un concentrador en el cual se conectan el resto de dispositivos —desde una videoconsola a un descodificador de televisión por cable, fibra o vía satélite, o un Apple TV— lo cual además permite controlar todos ellos usando un único mando a distancia.

El mando único de los nuevos televisores de Samsung incorpora además un sistema de reconocimiento de voz por lenguaje natural similar a los asistentes por voz de Android o Amazon. De modo que basta con decir el canal que se quiere ver (por nombre o número) o qué dispositivo se quiere utilizar (por ejemplo, la PlayStation) para que el televisor te lleve allí.

De momento Samsung no ha anunciado los precios de los televisores QLED (aunque los precios en EE UU pueden servir de pista), y tampoco hay detalles sobre qué modelos que llegarán a España, ni cuándo.

Fotografías: Samsung.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear