Por Nacho Palou — 3 de Febrero de 2016

RoboVault es conocido como el Fort Knox de almacenaje — o de los trasteros. Se trata de una fortaleza totalmente automatizada y robotizada construida para –en teoríasoportar desastres naturales como terremotos y vientos huracandos de más de 300 km/h.

El acceso de humanos no sólo está altamente controlado sino que la presencia de tejido vivo queda restringida a una zona de recogida y entrega, lejos de los lugares de almacenaje. Los sistemas robotizados se encargan de traer o de llevar las mercancías a sus correspondientes trasteros.

En esos trasteros robotizados se guardan y almacenan todo tipo de objetos, desde obras de arte hasta vinos. Pero al parecer los clientes de RoboVault guardan allí sobre todo coches: clásicos, antiguos, deportivos y supercoches... Ese tipo de cosas chulas que uno tiene para guardar detrás de tres metros de acero y de hormigón.

Tal vez en el futuro veremos estos trasteros robotizados en Robots a la puja o algún programa similar de subastas de trasteros robotizados.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones