Por @Alvy — 11 de Marzo de 2011

Central Nuclear de FukushimaSe suponía que esto no debería haber sucedido nunca, pero... Las autoridades han confirmado que van a liberar vapor «ligeramente radioactivo» de la central nuclear japonesa de Fukushima como medida de seguridad al no conseguir enfriarla. La medida sigue el procedimiento previsto para evitar la fusión del núcleo, que podría tener consecuencias catastróficas. Según parece, la de Fukushima fue la central más afectada por el terremoto de Japón.

Desde que se produjo el potente terremoto de hoy habían circulado todo tipo de noticias y rumores sobre lo que podría haberle sucedido a muchas de las centrales nucleares del país. Al parecer 6 de las 33 centrales han sido cerradas para evitar problemas. La población de la zona ha sido evacuada, los Estados Unidos han ofrecido su ayuda enviando un refrigerante especial pero parece que la solución de la situación pasará por la inevitable liberación del vapor radioactivo.

Según documentos de la World Nuclear Association las centrales nucleares japonesas estaban preparadas para soportar terremotos de magnitudes entre 7,75 y 8,25 (el terremoto de hoy ha alcanzado 8,9) y tsunamis como los producidos por un terremoto de magnitud 9 como el de Sumatra de 2004. En este documento puede leerse:

Incluso para las centrales nucleares situadas muy cerca del nivel del mar, la estructura de confinamiento robustamente sellada que hay alrededor del reactor evitaría cualquier daño a la central por parte de un tsunami, aunque otras partes de la planta podrían quedar dañadas. No parece es probable que se produjera peligro radioactivo.

Lo dicho: no debería haber sucedido nunca, pero...

Actualización: En el blog Ciencia y Tecnología Nuclear hay un seguimiento hasta el final de la tarde (hora peninsular española), justo antes de la crisis, de cuáles han sido las actuaciones en las diversas centrales nucleares japonesas. Casi todas entraron en parada automática tal y como tenían previsto, y el resto siguieron en operación normal o manual. Y en Scientific American: Cómo se enfría un reactor nuclear. El problema en Fukushima es que la central ha quedado desconectada de la red de suministro eléctrico y no puede mover las bombas de refrigeración. Y el sistema alternativo de emergencia que existe para estos casos (un generador diesel) no funciona. Una de las mejores fuentes de información al respecto está siendo @arclight, un analista de seguridad nuclear.

Más: En All Things Nuclear, Nuclear Crisis at Fukushima, un etallado relato paso-a-paso de todo lo sucedido.

Enlaces relacionados:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


La energía nuclear salvará el mundo

EUR 10,44

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección