Por Nacho Palou — 21 de Febrero de 2014

volvo-paqueteria-conneted-car.jpg

Como una demostración de las posibilidades de los vehículos conectados, el programa piloto de Volvo Roam Delivery es un servicio que ofrece la posibilidad de que las empresas de mensajería o de comida a domicilio puedan hacer entregas en los vehículos de los destinatarios.

De esto modo no es necesario tener que estar en una dirección concreta por ejemplo para recibir una entrega; el mensajero irá donde el sistema le indique que está aparcado el coche. Ingenioso y brillante, y sobre todo muy acorde con el cada vez más habitual hábito de las compras por Internet.

El sistema se encarga de todo, incluyendo localizar dónde está el coche (previa solicitud de permiso al propietario), de modo que el mensajero pueda llegar hasta él. Un sistema de llaves digitales remotas, de un sólo uso, sirve para que el propietario autorice la apertura del vehículo y que así el mensajero pueda abrirlo y recoger o dejar la entrega.

volvo-paqueteria-conneted-car-2.jpg

Durante el proceso el propietario del coche está informado en todo momento, a través de su móvil, de cuando el coche se abre y se cierra y se completa la entrega o recogida.

El sistema de acceso remoto a los vehículos Volvo a través del sistema Volvo On Call permite también, entre otras cosas, controlar remotamente el climatizador del vehículo —ajustar la temperatura del coche antes de llegar a él—, recibir información sobre su estado —como el nivel de combustible— y conocer su localización en todo momento.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear