Por @Alvy — 25 de Febrero de 2013

¡Qué tiernos! Un momento de silenciosa relajación para comenzar la ajetreada semana: cuatro robots pequeñajos diseñados para trabajar en equipo moviendo plantas de un lado a otro – con rastrillo incluido. Sin duda, una recreación a la altura del futuro presentado por Naves Misteriosas (Silent Running, 1972).

Compartir en Facebook  Tuitear